Diversidad sexual que es

Diversidad sexual que es

Cuestiones de diversidad de género

La Ley de Igualdad sustituyó las disposiciones del Reglamento de Igualdad en el Empleo (Orientación Sexual) de 2003 y la Ley de Igualdad de 2006. La ley prohíbe la discriminación directa o indirecta, tanto si se basa en la orientación sexual real o percibida de una persona. Por ejemplo, se ofrece protección si alguien utiliza bromas homófobas (es decir, comentarios, palabras o acciones/gestos que se refieran negativamente a gays, lesbianas o bisexuales) a un colega que se presume que es gay pero que en realidad es heterosexual.
La Universidad es un orgulloso miembro del programa de Campeones de la Diversidad de Stonewall y fue incluida en la lista de los 100 mejores empleadores en 2011, 2012 y 2013, siendo clasificada como la institución de educación superior de mayor rendimiento en el Reino Unido. La Universidad también aparece en la publicación de Stonewall Gay by Degree, una guía para estudiantes lesbianas, gays y bisexuales sobre instituciones de educación superior.

Tipos de orientación sexual

La diversidad de género es un término paraguas que se utiliza para describir las identidades de género que demuestran una diversidad de expresión más allá del marco binario. Para muchas personas con diversidad de género, el concepto de género binario -tener que elegir expresarse como hombre o mujer- es limitante. Algunas personas preferirían tener la libertad de cambiar de un género a otro, o no tener ninguna identidad de género. Otros simplemente quieren ser capaces de desafiar abiertamente o desafiar los conceptos más normalizados de género. Para las personas con diversidad de género, su identidad consiste en presentar algo más auténtico al mundo, tanto si se entienden a sí mismas como de género diferente, como si no tienen género en absoluto.
Es importante reconocer que muchas culturas a lo largo de la historia han reconocido la diversidad de género más allá de lo masculino y lo femenino. Hoy en día, Internet ha proporcionado una plataforma en la que la gente puede explorar experiencias comunes con la diversidad de género y gran parte del lenguaje utilizado para describir estas experiencias todavía está evolucionando. A menudo hay malentendidos que informan de que hay cientos de géneros, cada uno con reglas, lenguaje y pronombres únicos. Muchas de estas afirmaciones son exageradas y tienen en cuenta términos muy especializados y de nicho, o exploraciones muy personales del género.

Historia de la diversidad de género

Parece que está intentando acceder a este sitio con un navegador obsoleto. Por ello, es posible que algunas partes del sitio no funcionen correctamente. Le recomendamos que actualice su navegador a la versión más reciente lo antes posible.
La bandera del arco iris es un símbolo del creciente movimiento para aceptar, celebrar y abrazar la diversidad sexual, y para apoyar los esfuerzos que pretenden acabar con la discriminación. Tanto si te identificas como miembro de la comunidad LGBTQ2+ como si no, puedes formar parte del movimiento para acabar con la discriminación. Empecemos por aclarar algunos términos…
La identidad de género se suele asignar al nacer en función de los genitales visibles. Para la mayoría de las personas, esta asignación de sexo también se ajusta a su expresión y experiencia de género. Para algunos, el sexo asignado no coincide con su expresión y experiencia de género.

Diversidad e inclusión de género

La inclusión social de la diversidad de género y sexual existe cuando todas las personas pueden identificar abierta y visiblemente su orientación sexual e identidad de género con total seguridad y libertad. Su estatus social y su plena participación social están garantizados sea cual sea su identidad de género y su orientación sexual. Las experiencias y necesidades específicas de quienes somos lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, transexuales, de dos espíritus, intersexuales, queer o de quienes se cuestionan su identidad sexual (LGBTQ) son reconocidas, validadas y atendidas. Al mismo tiempo, se reconocen y refuerzan plenamente los numerosos valores, experiencias, rasgos y necesidades humanas que comparten todos los seres humanos.
En una sociedad en la que se reconoce, acepta e incluye plenamente la diversidad sexual y de género, todas las personas se sienten libres de encarnar rasgos etiquetados como femeninos y masculinos y de expresarlos a través de su personalidad, apariencia y comportamiento. Se atribuye la misma importancia y valor a esos rasgos, tanto si son encarnados por hombres como por mujeres (véase Comprender el racismo, el sexismo y la homofobia).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad