Asociación católica nacional de propagandistas

Falangista

Ángel Herrera Oria (19 de noviembre de 1886 – 28 de julio de 1968) fue un periodista y político católico romano español y posteriormente cardenal. Creó la Fundación Pablo VI para promover la doctrina social de la Iglesia Católica Romana y la denominó así en honor del Papa Pablo VI, que lo elevó al rango de cardenal en 1965.
Ángel Herrera Oria nació en España el 19 de noviembre de 1886 como el decimotercero de quince hijos de José Herrera Ariosa y Asunción Oria; cuatro hermanos se convirtieron en sacerdotes jesuitas y otro se incorporó a las misiones en China.
Realizó sus estudios secundarios con los padres jesuitas en Valladolid y estudió Derecho en la Universidad de Deusto; también se licenció en Derecho en 1905 en la Universidad de Salamanca y cursó estudios eclesiásticos en la Universidad de Friburgo (Suiza) desde 1936 hasta 1940.
Oria ingresó en el Cuerpo de Abogados del Estado en 1908 y posteriormente fue enviado a la Delegación de Hacienda en Burgos, donde permaneció un año. Regresó a Madrid e ingresó en la Congregación Mariana de los Luises, dirigida por el padre jesuita Ángel Ayala. El 3 de diciembre de 1909 fue nombrado presidente de la recién fundada Asociación Católica Nacional de Jóvenes Propagandistas. También fue director de El Debate desde el 1 de noviembre de 1911 hasta 1933. Fue fundador de la Editorial Católica, de la Escuela de Periodismo El Debate, de la Confederación Nacional Católica Agraria y del Centro de Estudios Universitarios e Instituto Social Obrero. Oria también participó en la formación de Pax Romana, así como en los pasos iniciales de la Universidad de Verano de Santander. Fue presidente de la Junta Central de Acción Católica Española durante tres años, de 1933 a 1936.

La españa franquista

El nacionalcatolicismo formó parte de la identidad ideológica del franquismo, el sistema político con el que el dictador Francisco Franco gobernó España entre 1939 y 1975. Su manifestación más visible fue la hegemonía que la Iglesia católica tenía en todos los aspectos de la vida pública y privada. Como símbolo de las divisiones ideológicas dentro del franquismo, puede contrastarse con el nacionalsindicalismo, componente esencial de la ideología y la práctica política de los falangistas.
En la Francia de los años 20, un modelo similar de nacionalcatolicismo fue promovido por la Fédération Nationale Catholique, formada por el general Édouard Castelnau[3]. Aunque llegó a tener un millón de miembros en 1925, tuvo una importancia efímera, cayendo en el olvido en 1930[4].
La U.R.L. representó la más clara politización de la universidad al servicio de los preceptos nacional-católicos del nuevo régimen. Aunque no hubo una exclusión explícita de las mujeres de la enseñanza superior, su presencia en el ámbito universitario fue desalentada y no reconocida durante las dos primeras décadas del régimen[5].

Falange 27 puntos

El nacionalcatolicismo formó parte de la identidad ideológica del franquismo, el sistema político con el que el dictador Francisco Franco gobernó España entre 1939 y 1975. Su manifestación más visible fue la hegemonía que la Iglesia católica tenía en todos los aspectos de la vida pública y privada. Como símbolo de las divisiones ideológicas dentro del franquismo, puede contrastarse con el nacionalsindicalismo, componente esencial de la ideología y la práctica política de los falangistas.
En la Francia de los años 20, un modelo similar de nacionalcatolicismo fue promovido por la Fédération Nationale Catholique, formada por el general Édouard Castelnau[3]. Aunque llegó a tener un millón de miembros en 1925, tuvo una importancia efímera, cayendo en el olvido en 1930[4].
La U.R.L. representó la más clara politización de la universidad al servicio de los preceptos nacional-católicos del nuevo régimen. Aunque no hubo una exclusión explícita de las mujeres de la enseñanza superior, su presencia en el ámbito universitario fue desalentada y no reconocida durante las dos primeras décadas del régimen[5].

Nacionalsindicalismo vs. fascismo

Ángel Herrera Oria (19 de noviembre de 1886 – 28 de julio de 1968) fue un periodista y político católico romano español y, posteriormente, cardenal. Creó la Fundación Pablo VI para promover la doctrina social de la Iglesia Católica Romana y la denominó así en honor del Papa Pablo VI, que lo elevó al rango de cardenal en 1965.
Ángel Herrera Oria nació en España el 19 de noviembre de 1886 como el decimotercero de quince hijos de José Herrera Ariosa y Asunción Oria; cuatro hermanos se convirtieron en sacerdotes jesuitas y otro se incorporó a las misiones en China.
Realizó sus estudios secundarios con los padres jesuitas en Valladolid y estudió Derecho en la Universidad de Deusto; también se licenció en Derecho en 1905 en la Universidad de Salamanca y cursó estudios eclesiásticos en la Universidad de Friburgo (Suiza) desde 1936 hasta 1940.
Oria ingresó en el Cuerpo de Abogados del Estado en 1908 y posteriormente fue enviado a la Delegación de Hacienda en Burgos, donde permaneció un año. Regresó a Madrid e ingresó en la Congregación Mariana de los Luises, dirigida por el padre jesuita Ángel Ayala. El 3 de diciembre de 1909 fue nombrado presidente de la recién fundada Asociación Católica Nacional de Jóvenes Propagandistas. También fue director de El Debate desde el 1 de noviembre de 1911 hasta 1933. Fue fundador de la Editorial Católica, de la Escuela de Periodismo El Debate, de la Confederación Nacional Católica Agraria y del Centro de Estudios Universitarios e Instituto Social Obrero. Oria también participó en la formación de Pax Romana, así como en los pasos iniciales de la Universidad de Verano de Santander. Fue presidente de la Junta Central de Acción Católica Española durante tres años, de 1933 a 1936.