Objetivos operacionales de una empresa ejemplos

Ejemplos de objetivos empresariales para empresas de nueva creación

Lo ves, lo oyes, lo lees y lo repites a menudo: «… la economía se va al garete, … la competencia es más feroz que nunca y recorta nuestros beneficios, … los despidos son eminentes, … hay que hacer más con menos, y bla, bla, bla».
Entonces, ¿qué estás haciendo para asegurar la supervivencia de tu organización? ¿Se está quejando de la situación en la que se ha metido o ha decidido adoptar un enfoque lógico y racional para mejorar su supervivencia?
Si estos hechos son remotamente representativos de la mayoría de las organizaciones, ¿en qué demonios está trabajando todo el mundo en nuestra organización? No necesita más recursos, sólo necesita que dejen de trabajar en actividades sin importancia y no estratégicas y empiecen a trabajar en las tareas que apoyan su estrategia.
Los objetivos de la organización informan a los empleados de hacia dónde va la organización y cómo planea llegar a ella. Cuando los empleados tienen que tomar decisiones difíciles, pueden remitirse a los objetivos de la organización para orientarse.
¿Cuántos de ustedes conocen honestamente las metas y objetivos de su organización? ¿Cuántos de ustedes saben dónde encontrar las metas y objetivos de la organización? ¿Qué criterios utiliza para asegurarse de que está tomando la decisión correcta y, en consecuencia, asignando de forma óptima sus escasos recursos?

Ejemplos de objetivos operativos inteligentes

Muchas empresas y fabricantes se esfuerzan por comprender plenamente cómo mejorar la eficiencia de sus operaciones. Como muchos propietarios de empresas y fabricantes se encuentran con este problema, la localización de los objetivos operativos se ha convertido en una solución viable. Los objetivos operativos difieren de los objetivos estratégicos en que se centran más en el «cómo» que en el «qué».
Un ejemplo de ello es una empresa que decide que necesita mejorar los beneficios mediante la mejora de los márgenes en lugar de aumentar las ventas. Perseguiría este objetivo estratégico utilizando objetivos operativos dirigidos a reducir los gastos generales o los costes de fabricación, lo que cambia la forma de operar de las empresas en determinadas áreas. Por eso es muy importante comprender los objetivos operativos de una empresa y de una operación de fabricación.
El software de planificación y programación avanzada (APS) se ha convertido en una necesidad para las operaciones de fabricación modernas debido a la demanda de los clientes de una mayor mezcla de productos y una entrega rápida, combinada con las presiones de costes a la baja. APS puede integrarse rápidamente con un software ERP/MRP para llenar los vacíos en los que estos sistemas carecen de flexibilidad y precisión en la planificación y programación. La planificación y programación avanzadas (APS) ayudan a los planificadores a ahorrar tiempo y a proporcionar una mayor agilidad en la actualización de las prioridades, los programas de producción y los planes de inventario, que están en constante cambio.

Ejemplos de estrategia empresarial

En el ámbito empresarial, los objetivos operativos (también conocidos como objetivos tácticos) son metas a corto plazo cuya consecución acerca a una organización a sus objetivos a largo plazo.[1] Es ligeramente diferente de los objetivos estratégicos, que son metas a más largo plazo de una empresa, pero están estrechamente relacionados, ya que una empresa sólo podrá alcanzar los objetivos estratégicos cuando se hayan cumplido los objetivos operativos.[2] Los objetivos operativos suelen ser fijados por los mandos intermedios para los próximos seis a doce meses en función del objetivo de una organización. Deben ser alcanzables y específicos para que puedan servir de orientación clara para el funcionamiento diario de determinadas operaciones[3] Este término empresarial se suele utilizar en el contexto de la gestión estratégica y la planificación operativa.
En primer lugar, un objetivo operativo debe ser específico, centrado, bien definido y lo suficientemente claro, en lugar de vago, para que los empleados sepan lo que deben conseguir a través del trabajo[4] Un objetivo específico debe indicar las acciones y los resultados esperados. Esto ayudaría a evitar la posibilidad de que los empleados trabajen para objetivos diferentes.

5 objetivos operativos

Hay que tomar innumerables decisiones operativas que repercuten tanto a largo como a corto plazo en la capacidad de la organización para producir bienes y servicios que aporten valor añadido a los clientes. Si la organización ha tomado la mayoría de las veces buenas decisiones operativas al diseñar y ejecutar su sistema de transformación para satisfacer las necesidades de los clientes, sus perspectivas de supervivencia a largo plazo aumentan considerablemente.
Si la organización toma buenas decisiones operativas, será capaz de producir muebles asequibles, funcionales y atractivos que los clientes comprarán a un precio que generará beneficios para la empresa.
Las operaciones son una de las tres funciones estratégicas de cualquier organización. Esto significa que es una parte vital para lograr la estrategia de la organización y asegurar su supervivencia a largo plazo. Las otras dos áreas de importancia estratégica para la organización son el marketing y las finanzas. La estrategia de operaciones debe apoyar la estrategia general de la organización. Muchas empresas preparan una proforma de 5 años para ayudar a la planificación de sus operaciones. La proforma utiliza información de los estados financieros pasados y actuales en un esfuerzo por predecir eventos futuros como las ventas y las inversiones de capital.