Tipos de comunicacion que existen

Tipos de comunicacion que existen

Canal de comunicación…

La comunicación puede clasificarse en tres tipos básicos: (1) comunicación verbal, en la que se escucha a una persona para entender su significado; (2) comunicación escrita, en la que se lee su significado; y (3) comunicación no verbal, en la que se observa a una persona y se infiere su significado. Cada una de ellas tiene sus propias ventajas, desventajas e incluso escollos.
Las comunicaciones verbales en los negocios tienen lugar por teléfono o en persona. El medio del mensaje es oral. Volvamos a nuestro ejemplo del cartucho de la impresora. Esta vez, el mensaje se transmite del emisor (el director) al receptor (un empleado llamado Bill) por teléfono. Ya hemos visto cómo la petición del director a Bill (“Necesitamos comprar más cartuchos de tóner para la impresora”) puede salir mal. Ahora veamos cómo el mismo mensaje puede viajar con éxito desde el emisor hasta el receptor.
Gerente: “Nuestro siguiente paso es pedir más cartuchos de tóner para la impresora. ¿Podría hacer un pedido de 1.000 cartuchos de tóner de impresora a Jones Computer Supplies? Nuestro presupuesto para esta compra es de 30.000 dólares, y los cartuchos tienen que estar aquí el miércoles por la tarde.”

Retroalimentación

La comunicación (del latín communicare, que significa “compartir” o “estar en relación con”)[1][2][3] es “una respuesta aparente a las dolorosas divisiones entre el yo y el otro, lo privado y lo público, y el pensamiento interior y la palabra exterior”. “[4] Como indica esta definición, la comunicación es difícil de definir de forma coherente,[5][6] porque se suele utilizar para referirse a una amplia gama de comportamientos diferentes (a grandes rasgos: “la transferencia de información”[7]), o para limitar lo que puede incluirse en la categoría de comunicación (por ejemplo, exigir una “intención consciente” para persuadir[8]). John Peters sostiene que la dificultad de definir la comunicación surge del hecho de que la comunicación es tanto un fenómeno universal (porque todo el mundo se comunica), como una disciplina específica de estudio académico institucional[9].
En el influyente modelo de Claude Shannon y Warren Weaver[10][11], se imaginaba que la comunicación humana funcionaba como un teléfono o un telégrafo[12]:

Ver más

En la preparación de mi curso de otoño Comunicación para profesionales, he estado pensando cada vez más en los diferentes tipos de comunicación. En años anteriores, he esbozado cuatro tipos de comunicación, pero creo que en realidad hay cinco tipos de comunicación: verbal, no verbal, escrita, auditiva y visual.
Lo que hacemos mientras hablamos suele decir más que las propias palabras. La comunicación no verbal incluye las expresiones faciales, la postura, el contacto visual, los movimientos de las manos y el tacto. Por ejemplo, si estás manteniendo una conversación con tu jefe sobre tu idea de ahorro, es importante que prestes atención tanto a sus palabras como a su comunicación no verbal. Puede que tu jefe esté de acuerdo con tu idea verbalmente, pero sus señales no verbales: evitar el contacto visual, suspirar, tener la cara fruncida, etc. indican algo diferente.
El acto de escuchar no suele figurar en la lista de tipos de comunicación. Sin embargo, la escucha activa es quizá uno de los tipos de comunicación más importantes, porque si no podemos escuchar a la persona que tenemos enfrente, no podemos relacionarnos con ella de forma eficaz. Piensa en una negociación: parte del proceso consiste en evaluar lo que quiere y necesita la oposición. Si no se escucha, es imposible evaluarlo, lo que dificulta la consecución de un resultado ganador.

Comunicación no verbal…

Si aún no lo ha adivinado, se trata de “Comunicar”. Nos comunicamos constantemente a cada momento, a través de diversas formas, canales, gestos y expresiones, todo ello como reflejo natural de nuestro ser. Pero aunque es totalmente voluntaria, nuestra comunicación no siempre es consciente. A veces nos comunicamos sin que seamos claramente conscientes de ello, lo que da lugar a expresiones engañosas o incluso contradictorias de nuestro yo.
Y ahí está la clave de una comunicación superlativa: la conciencia. Si podemos ser constantemente conscientes de las sutiles señales de comunicación que enviamos a cada momento, podemos alinearlas para que reflejen lo que queremos expresar. Entonces, nuestra comunicación ya no es accidental, ¡es completamente incidental!
A menudo, las respuestas que recibimos a estas preguntas que nos hacen reflexionar se mezclan, tendiendo a un inseguro “No”. A través de este post, abordamos este dilema. Arrojamos luz sobre los distintos tipos de comunicación y sus expresiones multidimensionales, para que puedas desarrollar una conciencia súper entusiasta en torno a tu comunicación.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad