Bélgica lugares de interés

Bélgica lugares de interés online

Aunque Bélgica tiene muchos platos nacionales distintivos, muchos alimentos populares a nivel internacional, como las hamburguesas y los espaguetis a la boloñesa, también son populares en Bélgica, y la mayoría de lo que comen los belgas también se come en los países vecinos. Por tanto, la «cocina belga» suele referirse a los platos de origen belga o a los que se consideran típicamente belgas.
La cocina belga premia tradicionalmente los ingredientes regionales y de temporada. Entre los ingredientes típicos de los platos belgas se encuentran las patatas, los puerros, las gambas grises, los espárragos blancos, las endibias belgas y la cerveza local, además de los productos básicos europeos habituales, como la carne, el queso y la mantequilla. Los belgas suelen hacer cuatro comidas al día, con un desayuno ligero, un almuerzo medio, una merienda y una cena abundante.
Bélgica cuenta con una gran cantidad de platos y productos locales de una zona concreta. Algunos ejemplos son el waterzooi de Gante, la galleta couque de la ciudad de Dinant y la tarte au riz de Verviers. Aunque se reconoce su origen local, la mayoría de estos platos se degustan en toda Bélgica.

Lugares que visitar en bélgica en tren

Aunque todas las ciudades belgas merecen una visita, las más destacadas son las que pueden ofrecer a los turistas una combinación de historia, cultura, arquitectura y cosas que hacer. Los turistas pueden encontrar edificios que llevan casi mil años en pie, siendo testigos del paso del tiempo a través de los distintos estilos arquitectónicos, desde la cantería medieval del Halle de Brujas hasta la forma geométrica actual del Museum aan de Stroom de Amberes.
Las principales ciudades belgas también son conocidas por sus excelentes museos, especialmente los de arte, que suelen contar con amplias colecciones de los antiguos maestros flamencos. También se pueden encontrar museos de historia regional y folclórica en muchos lugares, lo que ofrece a los turistas la oportunidad de comprender la rica historia cultural de Bélgica.
La ciudad neerlandófona de Amberes es conocida desde hace mucho tiempo como centro de artesanos y artistas, así como un activo puerto comercial. Los visitantes pueden explorar la Gran Plaza del casco antiguo (Grote Markt) para ver las históricas casas gremiales y el antiguo Ayuntamiento (Stadhuis), y a sólo una manzana al norte se encuentra la ornamentada Carnicería (Vleeshuis). En las cercanías hay más edificios históricos, como el Museo Plantin-Moretus y la Casa de Rubens (Rubenshuis), ambos con colecciones abiertas al público.

Ciudades infravaloradas en bélgica

Hay hermosas ciudades, monumentos arquitectónicos, historias conmovedoras, pequeños pueblos, casas señoriales, parques, granjas, arte y diseño, exposiciones y muchas costumbres y rituales. Como es de esperar en una nación orgullosa con una larga historia.
Es fácil olvidar que este país de Europa Occidental también tiene unos hermosos paisajes con una costa azotada por el viento, lagos, bosques y campos de flores. Por supuesto, es probable que no se dirija aquí para realizar una escapada ecológica como la de Nueva Zelanda o Nepal, pero es bueno saber que las opciones están ahí.
En Bélgica hay tantas cosas que visitar que podría pasarse toda la vida explorando este país y apenas empezar a arañar la superficie. Por eso hemos creado esta hoja de trucos para ayudarte en tus viajes.
Un punto de referencia es un atributo natural o artificial distintivo que suele destacar de su entorno y que se ha convertido en un emblema del carácter local o nacional. Un punto de referencia es útil para los visitantes urbanos de los viajes, tanto por ser un punto de referencia tangible como por intentar ayudarle a coordinar su itinerario.

Bélgica turismo covid

Bélgica, una auténtica joya de los Países Bajos europeos, es un país pequeño, pero con un gran potencial. Desde los pueblos francófonos de Valonia, en el sur, hasta las ciudades flamencas de los diamantes y la costa del Mar del Norte, esta nación alberga desde bulliciosos parlamentos europeos hasta aleccionadores monumentos de guerra entre sus fronteras. A continuación, repasamos los mejores lugares para visitar en Bélgica, entre los que se encuentran la enérgica capital, la naturaleza de las Ardenas, la rica cultura de Mons y muchos otros lugares.
Esta ciudad medieval, que saltó a la fama gracias a la exitosa película de 2008 «En Brujas», no deja de impresionar. Su casco antiguo es un encantador laberinto de calles sinuosas y pedregosas, cada una de ellas bordeada por los elevados ábsides de las casas adosadas del País Bajo. Aquí, los elevados campanarios revestidos de tallas góticas y retorcidas gárgolas se elevan por encima de la Grote Markt; los comerciantes de patatas fritas ofrecen cucuruchos dobles de patatas fritas belgas junto a los omnipresentes pubs irlandeses (hay una vida nocturna inesperadamente animada), y las románticas góndolas suben y bajan por los canales. Ah, y no se pierda la Basílica de la Santa Sangre, una obra maestra del gótico que, según se dice, alberga un frasco con la sangre congelada de Cristo. Consulte también nuestra guía de Brujas.