Actividades de lectoescritura para preescolar

Actividades de lectoescritura para preescolar

Scrabble

Muhs subraya la importancia de construir el marco de la alfabetización en preescolar e incluso antes. «Si empezamos pronto y nos basamos en la experiencia del niño a medida que crece, no sólo será capaz de leer y escribir, sino que le encantará hacerlo».
Se entiende la importancia de mezclar las actividades de aprendizaje preescolar con la diversión y los juegos habituales, pero ¿quién dice que no se pueden hacer las dos cosas a la vez? Hemos buscado en Internet las mejores actividades de alfabetización para niños en edad preescolar para añadirlas a tu arsenal.
La clave para inculcar el amor por el aprendizaje a los más pequeños es disfrazarlo con mucha diversión. Guarda esta lista para un día de lluvia, y siempre tendrás una actividad entretenida y educativa lista cuando la necesites.
Esta actividad de preescolar sugerida por Fun Learning for Kids combina las letras con los deportes. Coge una pila de vasos de plástico y escribe una sola letra en cada uno. A continuación, pon los vasos en fila, separándolos un poco. Dale a tu hijo un pequeño balón de fútbol (o cualquier pelota blanda) y pídele que patee la pelota hacia los vasos con letras. Cuando derriben un vaso, indíquele que diga el nombre de la letra que aparece en el vaso. Para una versión más avanzada, diga primero una letra y vea si puede apuntar a la taza correspondiente.

Actividades de lectura para niños de preescolar imprimibles

¿Sabías que los niños comienzan su camino hacia la lectura desde que son bebés, cuando oyen y responden al sonido de una voz humana? La alfabetización -la capacidad de comprender y comunicarse a través de la lectura y la escritura- comienza cuando los bebés entienden sus palabras habladas. Escuchar, hablar, leer y escribir son partes del aprendizaje temprano de la lectoescritura, y todas están conectadas.
En el camino para convertirse en lectores y escritores, los niños pequeños necesitan muchas oportunidades para escuchar y comprender el lenguaje hablado. Esto les ayuda a tomar conciencia de los diferentes sonidos del lenguaje. También necesitan conocer la letra de imprenta, las letras y las palabras que aparecen en los libros y que les rodean en casa y en su comunidad. Los niños pequeños necesitan escribir para aprender a leer y leer para aprender a escribir. Sin embargo, necesitan hablar y escuchar antes de aprender ambas cosas.
Los niños pequeños pueden aprender a leer y escribir a través de actividades cotidianas en casa. Es especialmente importante que las familias fomenten el amor por la lectura y demuestren cómo se utiliza la escritura para comunicar información e ideas. Pídale a su hijo que le cuente su dibujo y luego escriba sus palabras en el reverso del papel. Esto le ayuda a aprender que las letras y las palabras que usted escribe tienen un significado.    Cuando escuches cómo «lee» sus garabatos, darás sentido a sus propias marcas.

Leer con la fonética – g…

Las actividades de preescritura y prelectura ayudan a los niños a desarrollar su memoria visual, su capacidad de atención y la capacidad de identificar objetos (discriminación visual). En cuanto a la motricidad fina, estas actividades pretenden perfeccionar la capacidad de los niños para mover los dedos y las manos. Los niños que son estimulados a una edad temprana se sentirán más cómodos con los lápices, los pinceles y las tijeras, y evitarán así un gasto inútil de energía.
¿Qué es la prelectura? La prelectura es el paso previo a la lectura real. La observación de una ilustración (interpretación de emociones, personajes, identificación de conceptos temporales, corporales y espaciales) contribuye a desarrollar eficazmente la capacidad de atención de los niños y su capacidad de discriminación. Asociar las ilustraciones a las palabras ayuda a los niños a descubrir que todo lo que ven puede escribirse y leerse.
¿Qué es la preescritura? La preescritura precede a la escritura real. Los ejercicios de preescritura ayudan a los niños a desarrollar su motricidad fina. Para ser más precisos, la motricidad fina puede dividirse en cuatro componentes principales: la coordinación mano-ojo (el ojo dirige la mano), la disociación de los dedos (mover los dedos individualmente), la capacidad de parar y arrancar cuando es necesario, y la fuerza de los dedos o el tono muscular.

¡zingo!

Mi hijo mayor, que tiene casi 5 años, ha empezado a asistir a un maravilloso centro preescolar de la iglesia. En la escuela, le piden que trace su nombre y otras letras que están trabajando. Cuando lo observo escribir, me doy cuenta de que se molesta cuando no puede seguir las líneas perfectamente. (Creo que este rasgo perfeccionista lo ha heredado de mí… ¡lo siento!) También noto que le cuesta controlar el utensilio de escritura. Como vi esta falta de confianza en sus habilidades de escritura, decidí ayudarle con esto. Me di cuenta de que el mejor lugar para empezar es el desarrollo de la fuerza de la mano y la práctica de la motricidad fina. Los niños necesitan desarrollar la fuerza de sus manos a través de la motricidad fina antes de escribir. Así que hoy comparto 10 actividades de pre-escritura que hemos estado haciendo en casa para fortalecer las manos de mi hijo de preescolar.
Una actividad fácil de motricidad fina es usar pinzas o tenazas para transferir objetos. Incluso los niños pequeños pueden probar esta actividad. Me encanta esta pinza de mofeta que encontramos en una tienda de educación local. (¡Lamento no poder encontrarla en la web!)

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad