Venta de cosas de segunda mano

Venta de cosas de segunda mano

Ejemplos de ventas de segunda mano

Hay muchas razones para amar la venta de segunda mano. No sólo es más fácil para tu cartera, sino que a menudo también es más fácil para el planeta. También puede ser la única manera de encontrar esos patos voladores retro para la pared de tu salón. ¿Pero qué pasa si el trato es un fracaso? ¿O los patos voladores resultan estar munidos?
Puedes reclamar una indemnización por daños y perjuicios si el vendedor te ha engañado, no es el propietario de la mercancía o se debe dinero por ella. Sin embargo, hay un inconveniente: los vendedores pueden “excluir” estas disposiciones, es decir, declarar que no se aplican. Si un vendedor particular lo hace, hay que avisarle antes de cerrar el trato.
Si algo va mal y no puedes resolver las cosas con el vendedor, puedes llevar el asunto al Tribunal de Disputas. Por eso es importante anotar su dirección y número de teléfono por si necesitas localizarlo.
Si compras bienes para uso personal o doméstico a un vendedor y luego descubres que son defectuosos, tienes derechos según la CGA. Dice que los productos deben ser de calidad aceptable. Si no lo son, puedes devolverlos.

Ley de venta de artículos de segunda mano

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Bien de segunda mano” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (marzo 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
El reciclaje de bienes a través del mercado de segunda mano reduce el uso de recursos en la fabricación de nuevos bienes y disminuye los residuos que deben eliminarse, lo que supone importantes beneficios para el medio ambiente. Sin embargo, los fabricantes que se benefician de las ventas de bienes nuevos pierden las ventas correspondientes. Las investigaciones científicas demuestran que la compra de bienes usados reduce la huella de carbono y las emisiones de CO2 de forma significativa en comparación con el ciclo de vida completo del producto, debido a la reducción de la producción, el abastecimiento de materias primas y la logística[2] A menudo se desconoce la huella de carbono relativa de la producción, el abastecimiento de materias primas y la cadena de suministro[3] Se ha realizado una metodología científica para analizar cuánto se reducen las emisiones de CO2 al comprar bienes usados, como el hardware de segunda mano, frente al hardware nuevo[4].

Poshmark

Ejemplo – Productos falsosMark vende su smartphone en las redes sociales y lo describe como una marca popular y cara. Jack compra el teléfono por 300 dólares, pero cuando lo recibe descubre que es una marca falsificada. Como Jack ha sido engañado, puede anular la venta y pedir el reembolso a Mark directamente. Si no tiene éxito, puede presentar una reclamación ante el Tribunal de Disputas, si tiene todos los datos de contacto de Mark.
Ejemplo – Productos inseguros de una tienda de caridadSaji compra una tostadora eléctrica en una tienda de caridad para su casa. Unas semanas después se incendia. Saji consigue que la tienda de beneficencia le devuelva el dinero, ya que la tostadora no era segura.

Derechos al comprar bienes de segunda mano de forma privada wa

En algún momento de nuestra vida, la mayoría de nosotros nos encontraremos con una queja sobre bienes o servicios insatisfactorios. A algunas personas les resulta fácil reclamar. Para los que no, le informamos de sus derechos y le damos consejos sobre cómo hacer valer sus derechos como consumidor.
Cuando usted compra un bien de segunda mano a una empresa, debe ser apto para el fin para el que se vendió y tal como se le describió.    Además, la calidad debe ser la esperada según el precio que usted pagó por él.      No se puede esperar que los bienes de segunda mano tengan el mismo nivel que los nuevos y pueden tener imperfecciones o mostrar signos de desgaste.    Por ello, hay que examinarlos cuidadosamente antes de comprarlos y pedir al vendedor que señale cualquier desperfecto.    El artículo debe hacer lo que se espera de él y, si no lo hace, el consumidor tiene derecho a devolverlo y solicitar su sustitución, reparación o reembolso.
En cambio, cuando compras un artículo a otro consumidor -ya sea nuevo o de segunda mano- no tienes derechos como consumidor, ya que la legislación sobre consumo sólo se aplica cuando compras a una empresa.    En una venta privada, realizada en persona o por Internet, el artículo sólo tiene que ser propiedad del vendedor y ajustarse a su descripción.      En este caso, se trata de que el comprador tenga cuidado y es el consumidor quien debe comprobar el artículo antes de comprarlo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad