Ejemplos de aptitudes profesionales

Habilidad transferab…

¿Qué significa ser un profesional? ¿Qué habilidades deben tener los profesionales? Un profesional es alguien que posee conocimientos especializados, a menudo además de haber completado alguna preparación académica específica (como la escuela secundaria o la universidad o clases técnicas) para su carrera. Se consideran profesionales los profesores, los abogados, los ingenieros, los médicos, los contratistas, los informáticos y los empleados de otros muchos sectores.
Se trata principalmente de habilidades blandas, es decir, habilidades intangibles que ayudan a interactuar y llevarse bien con los demás. En algunos casos, los empleadores pueden buscar candidatos con habilidades híbridas, que son una combinación de habilidades blandas y habilidades duras necesarias para hacer el trabajo.
Dado que las habilidades profesionales son necesarias para casi todos los trabajos, rara vez se incluyen en las listas de empleo. Así pues, repasemos las principales habilidades que todos los empleadores esperan que tengan los solicitantes de empleo y los empleados cuando trabajan en funciones profesionales.
Las habilidades de comunicación, en general, son importantes para cualquier profesional. Incluyen la comunicación escrita, verbal y no verbal. Sin embargo, una habilidad de comunicación especialmente importante en el mundo actual es el correo electrónico. Casi todas las profesiones requieren algún tipo de correspondencia por correo electrónico. Los profesionales deben ser capaces de redactar correos electrónicos claros y concisos, utilizando el formato y el tono adecuados para colegas y empleadores.

Habilidades para el cv

Las aptitudes son una parte vital de su CV. Son la clave para demostrar a un empleador que está cualificado para el trabajo, y también son un billete para pasar por el temido sistema de seguimiento de candidatos. Sin embargo, incorporar las competencias a su CV no es tan sencillo como parece. Por ejemplo, hay que entender diferentes categorías de habilidades. Además, es esencial seleccionar las habilidades adecuadas e incluirlas en su CV de forma que sean orgánicas y reconocibles.
Las habilidades blandas son atributos y cualidades personales que afectan a la forma de hacer el trabajo. Son las habilidades interpersonales que nos ayudan a leer a nuestros compañeros, a gestionar situaciones y a desenvolvernos bien en un entorno laboral. Las competencias blandas son obviamente importantes, y en algunos sectores, como el de las ventas, son esenciales para el éxito. Este tipo de competencias son difíciles de enseñar, pero la buena noticia es que las desarrollamos cada día tanto en el ámbito doméstico como en el profesional.
Tan importante como poseer un conjunto de habilidades sólidas es presentarlas en tu CV. Puedes hacer hincapié en tus habilidades duras y blandas en una sección designada de Áreas de énfasis o Competencias básicas, así como al enumerar tus funciones y logros a lo largo de tu historial de empleo.

Habilidades personales para el currículum en una frase

Los empleadores de titulados ponen mucho énfasis en encontrar candidatos con las habilidades y competencias adecuadas para sus organizaciones. Dependiendo del sector profesional y de la profesión que elijas para trabajar, puede haber habilidades, destrezas y conocimientos muy específicos necesarios para realizar el trabajo.
Como complemento, hay competencias y comportamientos generales que son esenciales para trabajar con éxito. Estas son las competencias clave para la empleabilidad: las competencias básicas que le harán ser eficaz en el trabajo, sea cual sea éste. A veces se denominan competencias transferibles porque se desarrollan a lo largo del tiempo y se llevan consigo a medida que se desarrolla la carrera; piensa en ellas como tu pasaporte al éxito profesional. Tendrás que recurrir a tu experiencia laboral para demostrar estas habilidades.
Se trata de saber cómo funciona un negocio o industria y qué es lo que hace que una empresa funcione. Demostrar que entiendes lo que la organización quiere conseguir con sus productos y servicios, y cómo compite en su mercado.

Habilidades blandas

Los conocimientos son la comprensión teórica de un tema. Es lo que has aprendido a través de la educación o la experiencia laboral. Por ejemplo, en la construcción, necesitarás conocimientos sobre los materiales, los métodos y las herramientas que intervienen en la construcción o reparación de casas, edificios u otras estructuras como carreteras y caminos.
La habilidad es sinónimo de capacidad, potencial o capacidad. Determina si se poseen o no los medios para hacer algo. Por ejemplo, la resistencia es la capacidad de esforzarse físicamente durante largos periodos de tiempo sin agotarse o quedarse sin aliento. Es una capacidad esencial para profesiones como entrenadores de fitness, bomberos o camareros, por ejemplo.
En el trabajo, hay dos tipos de habilidades: las técnicas y las blandas. Saber realizar tareas específicas, como cocinar, programar ordenadores o enseñar, se denominan habilidades técnicas. Están relacionadas con una ocupación concreta. Es posible que haya aprendido habilidades técnicas en su experiencia laboral, en la escuela o en la formación. Estas competencias se incluyen a menudo en las listas de empleo para describir las tareas de un puesto. Algunos ejemplos son: