Jirafas en peligro de extinción

Mamíferos

AnimalesLas jirafas masái han sido declaradas en peligro de extinciónLa subespecie de Kenia y Tanzania ha disminuido casi un 50 por ciento en los últimos 30 años, en gran parte debido a la caza furtiva y a los cambios en el uso de la tierra.Por Rachel FobarPublicado el 15 Jul 2019, 09:41 BSTDado que la jirafa masái es una de las subespecies más grandes de jirafas, son el animal «por excelencia» en el que probablemente piensas cuando piensas en jirafas. Fotografía de Sergio Pitamitz, Nat Geo Image CollectionLos científicos han declarado una subespecie de jirafa en peligro de extinción.
La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la autoridad mundial sobre el estado de conservación de los animales y las plantas silvestres, anunció el jueves que las jirafas masái, una subespecie extendida por Kenia y Tanzania, están ahora en peligro de extinción, principalmente a causa de la caza furtiva y los cambios en el uso del suelo.
Se calcula que quedan unas 35.000 jirafas masái, pero su población ha disminuido casi un 50% en las últimas tres décadas. La población total de jirafas de África ha disminuido hasta un 40% en ese mismo periodo de tiempo.

Ver más

Aunque la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) considera oficialmente a la jirafa como «vulnerable», justo un paso por debajo de «en peligro», hay varias subespecies al borde de la extinción.
A pesar de ser uno de los animales más reconocidos e icónicos de la Tierra, la vulnerabilidad de la graciosa jirafa ha pasado desapercibida durante mucho tiempo. Muchas personas ni siquiera se dieron cuenta de que las jirafas estaban en problemas hasta que la especie pasó silenciosamente de «preocupación menor» a «vulnerable» en 2016.
En 2018, siete subespecies habían sido reevaluadas, y se descubrió que cuatro de ellas tenían poblaciones en disminución.  De las nueve subespecies de jirafa, dos están ahora catalogadas como en peligro crítico, dos están en peligro y dos son vulnerables.
La Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), la organización responsable de regular el comercio internacional de partes de la fauna silvestre, ni siquiera protegió a las jirafas hasta 2019.  Ese mismo año, un estudio publicado en la revista Mammal Review descubrió que las poblaciones de jirafas en su conjunto habían disminuido un 40% en los últimos 30 años, y que solo quedaban unos 68.000 individuos maduros en la naturaleza.

Estado de extinción de la jirafa del norte

El número de jirafas ha caído en picado en un sorprendente 40% en las últimas tres décadas, y hoy quedan menos de 100.000 ejemplares. La pérdida de hábitat a causa de la expansión de la agricultura, los conflictos entre humanos y fauna silvestre, los disturbios civiles y la caza furtiva por su carne, pieles y colas, son algunas de las razones del declive.
Tres de las nueve subespecies reconocidas en la actualidad figuran como en peligro crítico o en peligro en la última Lista Roja de la UICN. Las subespecies de África Oriental, Central y Occidental se encuentran en una situación especialmente mala: las jirafas de Kordofán y Nubia, con 2.000 y 2.645 ejemplares respectivamente, están ahora a un paso de la extinción en estado salvaje.
Las jirafas reticuladas, de Thornicroft y de África Occidental también están catalogadas como en peligro o vulnerables. Muchas personas, incluidos los conservacionistas, siguen sin ser conscientes de que el animal más alto del mundo está experimentando un deslizamiento silencioso hacia la extinción.

Ver más

El número de jirafas ha caído en picado en un sorprendente 40% en las últimas tres décadas, y hoy quedan menos de 100.000. La pérdida de hábitat a causa de la expansión de la agricultura, los conflictos entre humanos y animales salvajes, los disturbios civiles y la caza furtiva por su carne, pieles y colas, son algunas de las razones de este descenso.
Tres de las nueve subespecies reconocidas en la actualidad figuran como en peligro crítico o en peligro en la última Lista Roja de la UICN. Las subespecies de África Oriental, Central y Occidental se encuentran en una situación especialmente mala: las jirafas de Kordofán y de Nubia, con 2.000 y 2.645 ejemplares respectivamente, están ahora a un paso de la extinción en estado salvaje.
Las jirafas reticuladas, de Thornicroft y de África Occidental también están catalogadas como en peligro o vulnerables. Muchas personas, incluidos los conservacionistas, siguen sin ser conscientes de que el animal más alto del mundo está experimentando un deslizamiento silencioso hacia la extinción.