Por que vomitan los gatos

Por que vomitan los gatos

Ver más

Es anormal que un gato vomite a diario o incluso varias veces al mes. Si su gato vomita con frecuencia, podría deberse a un simple problema como las bolas de pelo. Podría indicar que su gato ha ingerido una sustancia tóxica o tiene una enfermedad grave. Sea cual sea la razón que sospeche, acuda a su veterinario lo antes posible. Un examen exhaustivo puede dar un diagnóstico preciso y proporcionar opciones de tratamiento.
Una posible causa benigna de los vómitos frecuentes es que su gato coma demasiada comida, demasiado rápido. Esto puede ocurrirle a cualquier gato sano. Notará que su gato vomita comida apenas digerida o sin digerir inmediatamente después de comer.
Los alérgenos alimentarios más comunes en los gatos son la carne de vacuno, el pescado y el pollo. Otros ingredientes también pueden provocar alergias. Los gatos con alergias alimentarias son tratados con dietas especiales que contienen ingredientes a los que no han estado expuestos antes.
La enfermedad inflamatoria intestinal felina es otra causa de vómitos.  Suele ir acompañada de diarrea y pérdida de peso. Esta enfermedad puede aparecer en cualquier parte del tracto intestinal del gato, incluyendo el estómago (gastritis), el intestino delgado (enteritis) o el intestino grueso (colitis).

El gato vomita la comida pero actúa con normalidad

Si tienes gatos, seguramente habrás visto a alguno de ellos vomitar alguna vez. Es habitual que los gatos vomiten, pero nunca es normal que lo hagan. Dicho esto, tampoco es siempre algo que deba tratarse, ni es necesario llevar al gato al veterinario cada vez que vomita. En este recurso, obtendrá la primicia sobre cuándo llevar a un gato que vomita al veterinario, por qué los gatos vomitan y qué tratamientos están disponibles para ayudar a los felinos a sentirse mejor.
Los vómitos pueden dividirse en dos grandes categorías: vómitos crónicos y agudos. Los vómitos crónicos son aquellos que se producen con cierta regularidad (al menos mensualmente, pero pueden ser diarios) durante un largo periodo de tiempo. El gato suele vomitar sólo una o dos veces en cada ocasión. Cuando un gato que normalmente no vomita empieza a hacerlo, es del tipo agudo. Por lo general, esto es una preocupación para usted y su veterinario sólo si el gato vomita varias veces. El diagnóstico y el tratamiento de los vómitos agudos y crónicos pueden diferir, al igual que la urgencia de llevar al gato al veterinario.

Vómitos de gatitos

Todos hemos visto en Internet chistes sobre gatos que vomitan sobre -y en- casi todo. Las tiras cómicas suelen representar esto como una retribución por pequeños desaires como darles de comer tarde o hacerles llevar disfraces tontos.
Por desgracia, que su gato enferme puede significar algo más grave. Si vomita una vez y vuelve a la normalidad, probablemente todo esté bien. Pero si se pone enfermo a menudo, es posible que tenga que ponerse en contacto con una clínica de animales de Little Rock para pedir ayuda.
Los vómitos repetidos en los gatos son graves porque conducen a la deshidratación. Mientras que un ataque de enfermedad ocasional puede ser simplemente comer demasiado rápido o una bola de pelo, vomitar más a menudo es un signo de un problema mayor.
Si su gato vomita más de una vez al día durante dos o tres días, es hora de llevarlo a su clínica para mascotas de Little Rock. Su veterinario puede realizar un examen para descartar problemas graves y ayudarle a determinar la mejor manera de tratar los síntomas.
Por ejemplo, un análisis de sangre puede mostrar signos de problemas renales o hepáticos, o indicar una infección. Las radiografías pueden revelar obstrucciones o anomalías en el estómago o el esófago. Los problemas más graves pueden requerir una endoscopia bajo anestesia o incluso una cirugía exploratoria.

Vómitos de cacatúas

A ningún padre de mascotas le gusta oír ese sonido: el ruido de los golpes de la otra habitación que le indica que va a tener un lío que limpiar. Cuando su gato empieza a tener arcadas, el primer pensamiento que puede pasar por su cabeza es: “Oh no, ¿qué se ha metido ahora?”. Hay muchas razones por las que su gato puede vomitar, algunas más graves que otras. Como padre de una mascota nueva, es importante conocer los tipos de vómitos de los gatos y saber cuándo un vómito justifica una visita al veterinario.
Incluso como padre experimentado de un gato, es importante entender las razones que hay detrás de los vómitos del gato. A medida que los gatos envejecen, sus cuerpos cambian, y su vómito puede ser una forma de indicarle si esos cambios son normales o anormales.
Aunque es normal que un gato vomite una bola de pelo de vez en cuando, hay momentos en los que hay que preocuparse. Las bolas de pelo no deberían ser dolorosas, frecuentes o difíciles de expulsar para su gato. Las bolas de pelo no tratadas también pueden ir en sentido contrario y causar dolorosos bloqueos intestinales en casos extremos, según El Nido, así que mantén un seguimiento de la rutina normal de tu gato y estate atento a los signos de estreñimiento, letargo y anorexia si no ha expulsado una bola de pelo en un tiempo. Si su gato tiene un problema constante con las bolas de pelo, es posible que desee buscar un alimento para gatos que esté formulado para las bolas de pelo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad