Caracteristicas de trabajo colaborativo

Caracteristicas de trabajo colaborativo

Características que indican el éxito de la colaboración

Amanda ha enseñado ciencias en la escuela secundaria durante más de 10 años. Tiene un Máster en Fisiología Celular y Molecular por la Escuela de Medicina de Tufts y un Máster en Enseñanza por el Simmons College. También están certificadas en educación especial secundaria, biología y física en Massachusetts.
En esta lección, hablaremos de la importancia de las relaciones de colaboración, así como de las características que conforman estas relaciones y de las técnicas para mejorarlas en tu propia vida profesional.
¿Por qué colaborar? Hay un viejo dicho que dice que «se necesita un pueblo para criar a un niño». En la sociedad moderna actual, con tantas expectativas y diferentes aspectos del crecimiento físico, cognitivo y emocional, este sentimiento no podría ser más cierto. Contar con un equipo de personal diverso en las escuelas es esencial para el desarrollo productivo de la infancia. Los niños necesitan una variedad de aportaciones cognitivas, modelos de conducta, disciplinadores y mentores que les ayuden a adquirir todas las habilidades que necesitan para tener éxito. Sin embargo, es esencial que todas las personas que trabajan juntas con un mismo propósito sean capaces de colaborar. La colaboración es la acción de trabajar juntos para lograr un objetivo. En las escuelas, esto puede manifestarse como el diseño de un nuevo plan de estudios, la creación de un sistema de intervención por niveles, el apoyo a los eventos de toda la escuela como los deportes o los clubes, o la creación de equipos de apoyo a los estudiantes para los estudiantes individuales. Hoy vamos a conocer algunas de las formas de construir con éxito su equipo y las técnicas para colaborar.

Características del liderazgo colaborativo

A pesar de que el trabajo colaborativo entre grupos de individuos es muy prominente hoy en día, ese no era el caso hace más de medio siglo [¿marco temporal?] El cambio de la típica línea de montaje a modelos organizativos que contenían cantidades crecientes de trabajo en equipo se produjo por primera vez durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial, en un esfuerzo [¿por quién?] para que los países unieran a su gente [cita requerida] El movimiento hacia el trabajo en equipo se debió principalmente a los estudios de Hawthorne, un conjunto de estudios realizados en las décadas de 1920 y 1930 que sugerían aspectos positivos del trabajo en equipo en un entorno organizativo. Después de que las organizaciones reconocieran el valor del trabajo en equipo y los efectos positivos que tenía en las empresas, campos enteros de trabajo pasaron de la típica cadena de montaje al modelo organizativo contemporáneo de alto rendimiento[9][es necesario citar para comprobar].
La comunicación es otra característica vital para un trabajo en equipo eficaz. Los miembros deben ser capaces de comunicarse eficazmente entre sí para superar obstáculos, resolver conflictos y evitar confusiones. La comunicación aumenta la cohesión.

Características de los equipos de colaboración

Una plantilla colaborativa en la que los individuos trabajan juntos para lograr un objetivo común tiene más probabilidades de funcionar como un equipo productivo y de alto rendimiento. En una encuesta realizada a ejecutivos de la alta dirección, el 73% afirmó que su empresa tendría más éxito si los empleados trabajaran de forma más colaborativa. Además, el 56 por ciento de los encuestados dijo que el factor número uno que tendría el mayor impacto en la rentabilidad general era la colaboración entre los empleados. En un lugar de trabajo colaborativo, los individuos no sólo ejercen fuertes habilidades de trabajo en equipo algunas veces; operan en una cultura donde la colaboración es consistente y evidente en sus comportamientos diarios. Estas son las siete características de una plantilla verdaderamente colaborativa.
Los líderes marcan la pauta del comportamiento de los empleados, ayudando a fomentar y guiar la colaboración dentro de los equipos y entre ellos. También comunican las expectativas del trabajo en equipo y entrenan a los individuos para que trabajen mejor juntos. Una investigación realizada por el Instituto para la Productividad Corporativa descubrió que los principales comportamientos de los líderes colaborativos son los siguientes

Personalidad colaborativa

Crear un equipo es sólo el principio. Un equipo tiene que ser fiable y tener un propósito, con miembros dedicados al éxito. Puede que ya cuente con numerosos superhéroes dentro de su organización; sin embargo, es posible que disfrute de la productividad al ponerlos a trabajar como un nuevo «equipo flash» colaborativo.
Las industrias de hoy en día no tienen tiempo para seguir el fantástico modelo de Tuckman de 4 etapas «formar, asaltar, normar y actuar». En su lugar, creen en unir rápidamente a los empleados para formar «equipos flash». De hecho, esperan que los empleados se pongan manos a la obra y actúen desde el primer momento.
En consecuencia, los empleados empiezan a centrarse en su rendimiento individual y pasan por alto el poder del trabajo en colaboración, es decir, tanto la empresa como los empleados se privan de las ventajas de la colaboración: una gestión sencilla con mayor productividad.
En pocas palabras, los equipos flash son la tendencia empresarial actual, mientras que la colaboración es la necesidad principal de toda empresa. Y, como sugerimos, lograr un equilibrio entre ambos es la mejor estrategia para ejecutar los procesos empresariales. ¿No está de acuerdo?

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad