Templo de jupiter split

Templo de jupiter split

Templo de júpiter en croacia

El Templo de Júpiter (en croata: Jupiterov hram) es un templo de Split (Croacia) dedicado al antiguo dios romano Júpiter. Se encuentra en la parte occidental del Palacio de Diocleciano, cerca del Peristilo, la plaza central del complejo imperial. Se construyó entre el 295 y el 305, durante la construcción del Palacio, y probablemente se convirtió en el Baptisterio de San Juan Bautista en el siglo VI, al mismo tiempo que se construyó la cripta dedicada a Santo Tomás[1] Ante la entrada del Templo se encuentra una de las doce esfinges traídas de Egipto por el emperador Diocleciano[2] El arquitecto escocés Robert Adam consideraba este templo como uno de los monumentos más bellos de Europa.
El Templo de Júpiter fue construido entre 295 y 305 como parte del Palacio de Diocleciano. Estaba dedicado al dios supremo romano y «padre divino» de Diocleciano, Júpiter. El templo se encuentra en la parte occidental y religiosa del palacio. Como el emperador abdicó inesperadamente del trono en el año 305 y llegó antes al palacio desde Nicomedia, los trabajos de acabado de la construcción del palacio se detuvieron, por lo que algunas partes del templo quedaron inacabadas.

Comentarios

El Templo de Júpiter (en croata: Jupiterov hram) es un templo de Split (Croacia) dedicado al antiguo dios romano Júpiter. Se encuentra en la parte occidental del Palacio de Diocleciano, cerca del Peristilo, la plaza central del complejo imperial. Se construyó entre el 295 y el 305, durante la construcción del Palacio, y probablemente se convirtió en el Baptisterio de San Juan Bautista en el siglo VI, al mismo tiempo que se construyó la cripta dedicada a Santo Tomás[1] Ante la entrada del Templo se encuentra una de las doce esfinges traídas de Egipto por el emperador Diocleciano[2] El arquitecto escocés Robert Adam consideraba este templo como uno de los monumentos más bellos de Europa.
El Templo de Júpiter fue construido entre 295 y 305 como parte del Palacio de Diocleciano. Estaba dedicado al dios supremo romano y «padre divino» de Diocleciano, Júpiter. El templo se encuentra en la parte occidental y religiosa del palacio. Como el emperador abdicó inesperadamente del trono en el año 305 y llegó antes al palacio desde Nicomedia, los trabajos de acabado de la construcción del palacio se detuvieron, por lo que algunas partes del templo quedaron inacabadas.

Wikipedia

El Templo de Júpiter (en croata: Jupiterov hram) es un templo de Split (Croacia) dedicado al antiguo dios romano Júpiter. Se encuentra en la parte occidental del Palacio de Diocleciano, cerca del Peristilo, la plaza central del complejo imperial. Se construyó entre el 295 y el 305, durante la construcción del Palacio, y probablemente se convirtió en el Baptisterio de San Juan Bautista en el siglo VI, al mismo tiempo que se construyó la cripta dedicada a Santo Tomás[1] Ante la entrada del Templo se encuentra una de las doce esfinges traídas de Egipto por el emperador Diocleciano[2] El arquitecto escocés Robert Adam consideraba este templo como uno de los monumentos más bellos de Europa.
El Templo de Júpiter fue construido entre 295 y 305 como parte del Palacio de Diocleciano. Estaba dedicado al dios supremo romano y «padre divino» de Diocleciano, Júpiter. El templo se encuentra en la parte occidental y religiosa del palacio. Como el emperador abdicó inesperadamente del trono en el año 305 y llegó antes al palacio desde Nicomedia, los trabajos de acabado de la construcción del palacio se detuvieron, por lo que algunas partes del templo quedaron inacabadas.

La ciudad de split en croacia

El Templo de Júpiter (en croata: Jupiterov hram) es un templo de Split (Croacia) dedicado al antiguo dios romano Júpiter. Se encuentra en la parte occidental del Palacio de Diocleciano, cerca del Peristilo, la plaza central del complejo imperial. Se construyó entre el 295 y el 305, durante la construcción del Palacio, y probablemente se convirtió en el Baptisterio de San Juan Bautista en el siglo VI, al mismo tiempo que se construyó la cripta dedicada a Santo Tomás[1] Ante la entrada del Templo se encuentra una de las doce esfinges traídas de Egipto por el emperador Diocleciano[2] El arquitecto escocés Robert Adam consideraba este templo como uno de los monumentos más bellos de Europa.
El Templo de Júpiter fue construido entre 295 y 305 como parte del Palacio de Diocleciano. Estaba dedicado al dios supremo romano y «padre divino» de Diocleciano, Júpiter. El templo se encuentra en la parte occidental y religiosa del palacio. Como el emperador abdicó inesperadamente del trono en el año 305 y llegó antes al palacio desde Nicomedia, los trabajos de acabado de la construcción del palacio se detuvieron, por lo que algunas partes del templo quedaron inacabadas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad